fbpx

Historias emprendedoras literarias

Historias emprendedoras literarias

Estamos en un bar tomando un café y empezamos a hablar de todo un poco. Te cuento cómo me llamo, donde nací, lo que hago en mi tiempo libre y a qué me dedico. Te acordás de un familiar que vive en donde nací pero que hace mucho no ves y que, en realidad, tampoco tenés una relación muy cercana.

 

Hablando de lo que nos gusta hacer y algunos quilombos que venimos teniendo en nuestro trabajo como también en nuestras propias vidas, te cuento que me gusta contar historias y viajar, y te pregunto qué es aquello que disfrutas mucho hacer. Eso que tiene tu identidad, tu impronta, aquello que cuando una persona piensa en vos, se acuerda de esta actividad.

 

Me invade un recuerdo, estando en un bar con un amigo, me cuenta que es fanático del mantecol. Desde entonces, cada vez que veo uno me acuerdo de él. Su comentario, su preferencia, ya tiene un lugar en mi mundo. Con las ideas pasa lo mismo.

El cerebro necesita de la realidad para construirla y las ideas necesitan de eso para ser construidas.

 

Seguimos hablando y me contas que desde hace años te dedicas al comercio internacional, y te encanta, aunque siempre has tenido ideas respecto a cómo lograr tu camino independiente. Sabes muy bien que te gusta una parte puntual de tu laburo que involucra la lectura y desarrollo de datos: la data analytics aplicada al comercio exterior.

 

En pocos minutos ya quedó en claro a qué te dedicas y qué es lo que más te gusta hacer en tu trabajo. Lo que también le concede tu impronta ya que en el acto de hacer se halla la identidad.

 

 

 

Entonces te pregunto, como si fuese una pregunta de esas que surgen en una charla informal de un jueves a la tardecita en un bar de vereda mientras alguien se acerca a preguntarnos si queremos pedir una cerveza, ¿Cómo empezarías tu emprendimiento si decidieses combinar el comercio exterior con la data analytics?

 

Te quedas pensando e interrumpo.

 

Entiendo que estaría emprendiendo en servicios, y no en productos, por lo que podríamos estar hablando de un asesoramiento. ¿Qué involucra ese asesoramiento?

Vas a un quiosco y pedís un alfajor (el qué) y te dicen cuánto sale (precio al qué) En este caso es similar: definir el qué para luego ponerle precio y tener algo listo para ofrecer.

Sabes que tu público son empresas que tienen departamento de comercio internacional, y hasta podrías decidir a qué rama te enfocarás: empresas dedicas a la farmacéutica, al agro, a la autopartista, a la electrónica…

Sugiero que el foco esté en empresas a las que ya conoces y tenes experiencia de lo que están necesitando.

 

Nos traen la ronda de cervezas mientras te quedas pensando unos segundos y decís que te queres enfocar en las empresas del agro ya que venís trabajando en ese sector desde hace varios años.

 

Ahora el desafío pasa a ser definir el servicio concreto que le darás a tu público. Ese servicio debe contemplar, entre otras cuestiones, lo siguiente:

  • Contenido a ofrecer
  • Duración del servicio
  • Asistencia durante el servicio
  • Infraestructura necesaria sea física o digital para que el servicio suceda.
  • Política de normas (toda nueva creación requiere cierta normativa)

 

En el contenido a ofrecer se halla la manera en que combinarás la data analytics con el comercio exterior. ¿Qué irás a medir? ¿Qué información vas a necesitar para hacer la inteligencia de datos? ¿Qué resultados obtendrás a partir de eso y de qué manera se lo irás a presentar a la empresa? ¿Qué podrá hacer la empresa con esa información que le darás? Ésta última pregunta responde directamente al beneficio que la empresa obtendrá al momento de contratar tus servicios.

 

Se hacen las 10 de la noche y recuerdo que tengo un compromiso que atender por lo que pedimos la cuenta. Insistís en pagar todo vos, pero te propongo que lo hagamos a medias, como toda construcción necesaria para sostener un vínculo humano. Insistís en que esta vez preferís invitar vos. Acepto, y la próxima corre por mi cuenta digo.

 

A modo de despedida, y para resumir la charla, lo que haría es:

  1. Definir concretamente lo que el servicio incluiría hacia el público (empresas) predefinidas
  2. Pensaría en la manera de acercarle la propuesta hacia dichas empresas
  3. Empezaría con 2 o 3 empresas para validar mis ideas y aprender, para así ir modificando y construyendo mejor la oferta

 

¿Cómo lo harías vos?

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Premisa I

Las organizaciones que existen desde el pasado han tenido la necesidad, y obligación, de realizar ciertas transformaciones en pos de proteger el medio ambiente. Los emprendimientos que surjan en el presente y generen impacto positivo en el sistema vigente (sea sistema social, económico, cultural, político) posiblemente seguirán existiendo en un futuro.

Aquellas transformaciones y aquellos emprendimientos que generen impacto positivo, en el futuro seguirán estando. Si dicho impacto es masivo, entonces el sistema tenderá a la necesidad de transferir tales conocimientos que dan origen a aquellas transformaciones y aquellos emprendimientos; tal transferencia será mediante la educación. Por ende, el surgimiento

de transformaciones y emprendimientos que generen impacto positivo en el mundo, provocará que la educación se haga cargo de que tales acciones prevalezcan, se desarrollen, innoven y sigan siendo incorporadas por la sociedad.

Independientemente de la naturaleza, características y campo de acción de las organizaciones existentes o de los emprendimientos nacientes, los aspectos ambientales serán una perspectiva necesaria en todo futuro.

El siguiente libro plantea reflexiones y conceptos ligados a la sustentabilidad que pueden ser incorporados en todo tipo de emprendimiento u organización.

Rodrigo J. Martínez Goyena