fbpx

Historia de vidas emprendedoras: Chula & Jorge

Historia de vidas emprendedoras: Chula & Jorge

A sus 24 años se fue de viaje y pasó 6 años viajando por el mundo. En el 1986 Chula vuelve al país y así empieza la historia del parador Abuelo Fuego ubicado en las sierras de Córdoba.

 

Jorge y Chula se conocieron en el jardín hace 60 años. Se trata de una amistad que ha perdurado en los años, aunque recién en el 2018 se asocian para formar el restaurante.

Vista desde el interior

 

Chula volvió en el 86 y se dedicó a actividades relacionadas al campo hasta que tuvo que cambiar de rubro para poder subsistir. Emprendió en el sector de la construcción, e incluso llegó a tener varias personas a cargo, pero luego de 3 años decidió volver al campo ya que no estaba del todo a gusto con ciertas dinámicas laborales.

En el 2016 comenzó la construcción del parador en la cual Chula mismo estuvo trabajando, diseñando, armando y contratando a personas de la zona; una de las políticas de trabajo es contratar a gente regional lo cual contribuye a la economía y turismo colaborativo. Se involucró en cada aspecto del restaurante, incluso las pinturas tienen su propia historia.

 

Interior del restaurante

 

Los primeros dos años de construcción lo hizo junto a su sobrino quien, en el 2018, decide dejar de lado el proyecto y así, mediante una cena, Jorge decide sumarse; él se dedicaba a la docencia e investigación ligada a la agronomía.

En enero del 2020 el parador abrió sus puertas. Todavía recuerdan que lo hicieron con solo algunas mesas, 3 personas, y sin saber muchos aspectos propios de la gestión del negocio. Actualmente son 15 personas trabajando y saben que aprenden cada día respecto a cómo ir mejorando. Su foco está puesto en la calidad.

 

Carla, compañera de Chula

 

Cuando le pregunté sobre por qué había elegido un restaurante, Chula dijo que pensó en la cantidad de tráfico que podría llegar a haber por la zona y entonces intuía que la gastronomía podría llegar a ser un atractivo.

Entre las recomendaciones que dan para quienes quieran tener su propio restaurante, dicen que un aspecto clave es pensar y proyectar el tamaño de la cocina; podes aumentar la capacidad de personas sentadas pero siempre será necesario que vaya acompañado de una cocina que pueda abastecer tal incremento de consumo.

 

Vista desde del parador

 

Te puede interesar leer «Historias de vidas emprendedoras: Ricardo Mirolo«

5 comentarios

  1. Me encanta conocer la historia detrás de este hermoso proyecto. El parador Abuelo fuego es uno de los lugares más lindos y acogedores de las sierras chicas. Y dicho sea de paso si come riquísimo!!!
    La atención fue excelente cada vez que he ido.

  2. Que linda historia felicitaciones 👏. Hermoso lugar,recuerdo que lo conocí. Un día donde le dije a mi marido llévame a la luna jaja y me llevó al parador con su hermosa vista ala sierra .sigan por mucho más éxito y ricas comidas

  3. Que linda historia para tan hermoso lugar. Lo conocí hace un par de años buscando en Google maps y nos encanta ir y siempre voy llevando a diferentes personas para que conozcan o lo voy recomendando. Festeje mi cumple con mis hijos este año en Mayo allí almorzando exquisito, pero lo que más adoro son las meriendas Abuelo Fuego al solcito. Muchos éxitos.!!🤗

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Premisa I

Las organizaciones que existen desde el pasado han tenido la necesidad, y obligación, de realizar ciertas transformaciones en pos de proteger el medio ambiente. Los emprendimientos que surjan en el presente y generen impacto positivo en el sistema vigente (sea sistema social, económico, cultural, político) posiblemente seguirán existiendo en un futuro.

Aquellas transformaciones y aquellos emprendimientos que generen impacto positivo, en el futuro seguirán estando. Si dicho impacto es masivo, entonces el sistema tenderá a la necesidad de transferir tales conocimientos que dan origen a aquellas transformaciones y aquellos emprendimientos; tal transferencia será mediante la educación. Por ende, el surgimiento

de transformaciones y emprendimientos que generen impacto positivo en el mundo, provocará que la educación se haga cargo de que tales acciones prevalezcan, se desarrollen, innoven y sigan siendo incorporadas por la sociedad.

Independientemente de la naturaleza, características y campo de acción de las organizaciones existentes o de los emprendimientos nacientes, los aspectos ambientales serán una perspectiva necesaria en todo futuro.

El siguiente libro plantea reflexiones y conceptos ligados a la sustentabilidad que pueden ser incorporados en todo tipo de emprendimiento u organización.

Rodrigo J. Martínez Goyena